Oro

  • Venezuela

Ruth Flórez de Bermúdez

Desde mi infancia crecí rodeada de personas que necesitaban ayuda para superar sus problemas, adicciones y enfermedades y mis padres los apoyaban y cuidaban hasta su recuperación. Esto me enseñó a tener compasión por las demás personas y con mi profesión como periodista de intermediación, pude luchar por contribuir en la solución de los problemas de mi comunidad. Mi amado esposo, Miguel Bermúdez, y yo trabajamos en la construcción de un megaproyecto para la iglesia por lo que nos urgía conseguir una forma de obtener mayores ingresos.

Gracias a mi mentor espiritual y socio, el Dr. William Soto, mi esposo conoció esta oportunidad de negocio. En la presentación de la oportunidad, nuestro mentor empresarial, el Dr. Herminio Nevárez, y un grupo de extraordinarias personas, Social Economic Networkers, nos dijeron que nos apoyarían para desarrollarnos como profesionales a través de su sistema educativo y que podíamos aportar más ampliamente al megaproyecto y al mismo tiempo ayudar a muchas personas a poner un mejor pan en su mesa.

Hoy puedo decir que todo eso se ha convertido en una realidad. Gracias a Dios, hoy mi familia y yo disfrutamos de un estilo de vida de abundancia, donde podemos ayudar a otros con liberalidad. He logrado muchos de mis sueños: dar una sólida educación a mis hijos y disfrutar el tiempo con ellos y contribuir ampliamente en la construcción de nuestro megaproyecto. Contribuir en el bienestar de muchas familias es una de las satisfacciones más grandes en este negocio.